Luz Violeta

Luz Violeta

Sebastián Aguirre siempre nadó contra de la corriente. Pese a que fue discriminado en el colegio, sabía que la transgresión y la comedia era lo suyo. No quería imposiciones, y tras una depresión se dio el gusto de crear a la dispersa, loca y chispeante Luz Violeta. El programa Mentiras Verdaderas de La Red le abrió las puertas integrando en vivo su hilarante rutina de humor. En ese momento la televisión chilena experimentaba una apertura en torno al transformismo. Las líneas editoriales se abrían a la inclusión, sumando a su parrilla a personajes como Luz Violeta que pronto se convirtieron en populares representantes del humor transformista local. En Talento Chileno, Luz Violeta hizo reír a todo el público con sus dotes de humorista encantando al jurado con un rotundo ¡Sí! que se extiende hasta hoy entre todos sus seguidores.