Kassandra Romanini

Kassandra Romanini

El arte del transformismo es para Kassandra Romanini una profesión autodidacta. A los 18 años, Kassandra, fanática de Isolina Serrano –bailarina del programa Éxito– tomaba clases de ballet y trabajaba como transformista invitada en Paradise cuando vio cómo este hobbie se convertía en su gran pasión. Bailar era un sueño cumplido; maquillarse, lograr una belleza exótica y equilibrada era su búsqueda, y tras 23 años en el escenario lo sigue siendo. En este camino Kassandra vive un hito que marcará un antes y un después en su carrera: iniciar su proceso de cambio como mujer transgénero. Tras esta decisión se sintió más cómoda, lista para empezar una nueva etapa pese a la discriminación de una comunidad que asocia este tipo de operaciones al comercio sexual. “Me molesta el hecho que no seamos más unidas”, dice una humana, intensa y divina Romanini, una de las estrellas más potentes del backstage del reality “Amigas y Rivales”.